top of page

Escribí sobre la escritura, en una cantina en CDMX.


En el tedioso pero adictivo oficio de la escritura, está uno destinado a plantear capítulos, dividir en segmentos de tiempo y espacio los acontecimientos que ocurren y los que no; también.


Así como las estaciones,

que van quedando atrás para dar

pie a nuevas posibilidades.


Así como los sentimientos

y las emociones, que suelen lastimar

o apapachar el alma.


Existen capítulos que surgen sin mayor esfuerzo.


Otros que así como laberintos, van encontrando su camino y de vez en cuando,

pierden el rumbo.


Y existen

también

los que

uno busca

escribir sin

poder

encontrar

las palabras

adecuadas

para hacerlo.


Raúl R. Esparza


El Palenquito / Roma Norte



28 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

3. Ser

Comentarios


bottom of page